Para qué sirve la fe (en el mundo de los negocios)

nota previa: ¿quieres jugar un poco con los bots indexadores y su inteligencia artificial? Vamos a ver qué pilla la IA de google sobre este artículo. Eso sí,  para que no diga que juego sucio uso unicamente contenido original como punto de partida. De hecho un título guay para este artículo sería “La Fe del emprendedor” pero no me da la gana ponerlo al principio.

Si te dedicas al SEO o sabes algo de SEO no me negarás que el titulo de este artículo es lo más anti posicionamiento orgánico que puedas imaginar. Me importa un pepino. Lo curioso es que esta actitud rebelde va a provocar que mucha gente no lea esto tan interesante que voy a escribir pero ….Esto es mi blog donde me expreso como me da la gana y no como quiere un bot aunque sea el de Google (Fijate lo que va a interpretar el bot de este texto cuando vea juntas las “keywords” SEO, pepino, emprendedor, blog, bot, IA y fe que es de lo que va realmente este artículo).

Bot de Google: este articulo va de la fe en los negocios.

Venga, ahora un poco de “desambiguación” o eliminar las ambigüedades de lo que vamos a hablar.  “Fe en los negocios” significa aquí la confianza necesaria para sacar adelante tu startup. No va de creer en los negocios ni nada de eso. Señor bot-de-google te lo pongo fácil. Esto va de cómo gestionar la incertidumbre en las decisiones de las startups. Pero como quiero fastidiar al bot busco una expresión sinónima:

Cómo manejar la incertidumbre si eres emprendedor

Ahora vamos al grano.

La fe lo es todo para una empresa que está empezando. La fe es creer en lo que no hemos visto ni experimentado. La fe se expresa en la confianza en el futuro, en que vas a solucionar un problema a un grupo suficiente de personas de una forma mejor o novedosa o más eficiente.

Lo curioso de la fe es que  los teóricos del emprendimiento pasan de ella. ¿Conoces a algun gurú que hable de la Fe del Emprendedor? En realidad cuando hablamos de formular hipótesis estamos usando la fe porque decimos expresiones de este estilo:

“Creo que mi chat-bot sobre asistencia domiciliaria va a servir a las personas mayores de 75 años”

“Pienso que mi web para hacer camas a domicilio va a marcar un antes y un después en el mundo de los camastrones”

Así que cualquier hipótesis es un acto de fe. Vale. Pero yo quiero aportar algo como emprendedor a este planteamiento de formular hipótesis que luego hay que validar hablando o haciendo algun tipo de experimiento o test de medida. Sin la fe adecuada no formularás bien las hipótesis.

En la sociedad actual donde queremos tener todo asegurado por si pasa algo nos olvidamos de que la vida es eso que sucede mientras hacemos planes para vivirla. La vida es incertidumbre. Por eso las personas que son funcionarios muestran un sometimiento a la autoridad en mi opinión excesivo y una aversión al riesgo profesional que muchas veces les paraliza e impide que mejoren su función en favor de la sociedad. La estabilidad es para ellos un valor fundamental. Pero la vida es incertidumbre.

Aclaración: en España, donde vivo, los funcionarios son vitalicios, nadie puede echarles, tienen puesto de trabajo pagado para toda la vida

Un emprendedor debe saber gestionar la incertidumbre en grado máximo. No sabes quien es tu cliente, no sabes si tu producto o servicio van a gustarle a la gente, no sabes qué canal es el adecuado. No sabes si vas a conseguir financiar la empresa. Tampoco sabes si esa persona que buscas como colaborador es la adecuada.

¿Cómo gestionar la incertumbre?

Con la fe. Hay varios puntos en los que hay que tener confianza. Fe en tus propias capacidades. Fe en tu idea. Fe en tus colaboradores. Fe en el mercado que tiende a retribuir a los que ofrecen algo valioso. Fe en los clientes.

Tipos de Fe que necesita el emprendedor (o si quieres, ¿En qué tiene que creer el emprendedor?)

La fe en el producto hace que el emprendedor cree un prototipo y busque usuarios (“early adopters”).

La fe hace que esas herramientas de busqueda de encaje producto-cliente y esas metodologías como “lean startup” tengan sentido.

¿Cómo aumentar mi fe?

Para aumentar la fe en tí mismo necesitas resultados. Con pequeños logros. Para lograr pequeños logros tienes necesidad de ser disciplinado. Para ser disciplinado tienes que estar convencido de que haces algo útil y enfocar tu pasión a la ejecución de pequeños planes de acción medibles (SMART)

Ah, la incertidumbre se suele disfrazar con la expresión “tener suerte”. Para tener suerte en tu empresa no basta la fe. Esa “suerte” es algo exterior a tí, solo puedes poner lo que esté de tu parte para atraerla pero Algo o Alguien tiene la última palabra. No  somos bots de google, somos seres humanos que vivimos en un universo lleno de dimensiones que no son solo complejidad. Son otra cosa que una IA nunca pillará. ¿Una IA en su sano juicio escribiría un artículo poniendo pegas para que sea difundido?. ¿una IA se autosabotearía como hacen muchos emprendedores cuando están a punto de conseguir su sueño? ….

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *