Motivación del emprendedor

Cada emprendedor tiene sus propios motivos

Este es el punto clave de un emprendedor. Quieres hacer algo. Muchas veces la idea es buena pero llevarla a cabo, crear algo desde la nada, es siempre difícil.  En este punto hay que ver qué tipo de motivación te va a empujar a conseguir tus metas. No todos los emprendedores son iguales:

Hay emprendedores a la fuerza porque heredan de su familia un negocio que hay que hacer crecer.

Hay un tipo de emprendedor que simplemente copia lo que ha aprendido en una empresa y mejora algun punto que no iba bien y con eso ya tiene un modelo de negocio que conoce bien de su anterior empresa. Es algo inteligente porque el emprendedor sabe que eso funciona. No tendrá las típicas dudas del emprendedor que está adentrándose en terreno desconocido.

También tenemos al “emprendedor financiero” que es ese tipo de persona que busca negocios que ya han empezado otros y que compra el negocio en sus primeros pasos para hacerlo crecer.  De ahí saco lo de “financiero”. Es gente muy bien relacionada con inversores como te puedes imaginar.

Y nos queda el emprendedor desde cero. Esta persona necesita creer en lo que hace, superar el aislamiento mental y físico, ser resistente a los “noes”, ser perseverante en la idea hasta tener evidencias, hechos, de que la idea funciona o de que no funciona y hay que abandonarla. Este emprendedor es el más disruptivo. Es el que más va a cambiar el mundo porque su empresa es totalmente nueva. Es el que más crea y también el que más fracasa.

¿Cómo motivar al “emprendedor desde cero”? 4 ideas sencillas y fáciles de aplicar

1.- Busca un compañero, un co-fundador. No tengas prisa en elegir a uno porque es lo más importante para tener éxito. Lo ideal es que te complemente y que sepa del mercado en el que quieres comenzar.

2.- Piensa en que estás creando algo. Casi nadie está en tu posición. Casi todos andan por caminos ya trillados, recorridos miles de veces por otros y aun así se pierden. Creas algo que soluciona un dolor a tu cliente potencial

3.- Sal de tu casa, edificio o vivero de empresas para jóvenes emprendedores (burbujas irreales básicamente) y vete a la p. calle. Habla con tu perfil de cliente potencial. Esta frase condensa lo que yo he aprendido sobre motivación: Consigue un pequeño logro cada día. Un pequeño logro es tomarse un café con un perfil de cliente potencial y soltarle tus ideas a ver qué pasa.

4.- Si no superas el miedo a que tu idea no guste a ese perfil de cliente potencial estás perdiendo el tiempo miserablemente. Deja todo, haz un master de algo raro y busca trabajo. No tienes un problema de motivación sino de foco. Otro día te cuento el chiste de la manzana que se cae del árbol y ve desde el suelo que las otras manzanas se están riendo de ella.

Saludos desde mi emprendimiento. Ahora mismo voy a llamar a uno de mis clientes potenciales, a ver qué pasa.

Si te gusta, comparte

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *