Cuando el negocio no avanza

vamos a ver ahora 3 ideas:

  • Buscar el beneficio no es un crimen
  • 2 actitudes que evidencian tu falta de liderazgo
  • 2 aprendizajes sobre los equipos que no funcionan

Buscar el beneficio empresarial no es pecado ni un crimen

Uno se queda muy a gusto consigo mismo cuando está involucrado en el éxito de un proyecto empresarial y resulta que este proyecto no avanza, se atasca, no genera beneficios y parece como que se congela la iniciativa del equipo. Te adelanto que si la empresa no se adapta a los cambios del mercado es porque estás fallando como líder y además falla tu equipo. Lo positivo de todo esto es que la realidad se mide en forma de beneficios. No es que haya que buscar el beneficio a cualquier coste, eso es el camino fácil, traicionero y miserable, sino que tienes que buscar formarte y mejorar de forma eficiente para que puedas afrontar con éxito el futuro. Y formarse es aprender de los que saben.

2 actitudes que evidencian tu falta de liderazgo

Las personas antaño motivadas parecen aburridas, hacen lo justo y empiezas a ver una de estas dos situaciones:

a.- los que se limitan a cumplir. Están como esperando un fatal desenlace en el que ellos no tienen nada que hacer para evitar.

b.- colaboradores que simplemente desaparecen.

Leyendo el otro día a Perry Marshall descubrí un punto importante que quiero compartir contigo porque me ha sido de gran utilidad: la responsabilidad del equipo en los fracasos empresariales. Deja que me explique.

Una práctica muy habitual es culpar al mercado y las circunstancias económicas de los fracasos de un proyecto empresarial. Sobre todo en paises donde fracasar no está bien visto como el nuestro. El equipo se formó para sacar adelante un proyecto empresarial. Muchas veces ese equipo sustituyó a uno anterior que daba buenos resultados pero que se deshizo por alguna razón: jubilación, cambios, etc.

2 Enseñanzas vitales sobre el rendimiento real de los equipos en la empresa

El nuevo equipo se formó probablemente utilizando a las personas más cercanas emocionalmente (familiares, amigos, novios, etc) y con gran ilusión. Aquí es donde aplica lo que he aprendido en la vida real y que gente como Perry Marshall me ha corroborado. Lo aprendido es que:

1.- No puedes formar un equipo de gente con habilidades parecidas o con afinidad personal. La base siempre debe ser que esa persona sea la mejor posible para el puesto, cada una de ellas. En el emprendimiento de internet que es el que yo más conozco los perfiles necesarios para triunfar son muy distintos. En mi caso personal hasta que no me centré en conseguir trabajar con personas muy enfocadas en sus áreas (programación es muy distinto de ventas, p.e.) no conseguí un equipo realmente eficaz.

2.- Cuando un equipo no funciona tienes que sustituirlo por otro.

Suena muy duro y es más duro todavía en la vida real pero no hay otra solución. Alguien más frio e inteligente que yo te diría que es por el bien de los integrantes del equipo, que ya no está bien preparado, que ya no está bien motivado y por el bien del líder del equipo: has perdido la iniciativa y te tienes que quitar de enmedio. Cuando no lo haces así viene el estancamiento empresarial, se esfuman los beneficios y te pasa lo que te he descrito al principio: los buenos se largan y los mediocres o conformistas se quedan para cobrar la última nómina pero no para revolucionar nada: ni saben, ni quieren ni pueden. Y tú, si eres el lider mira a ver si sabes, si puedes y si realmente quieres.

Un ejemplo concreto que he observado lo he visto en el sector de la hostelería. El empresario suele haber aprendido el negocio de otro (sus padres, un antiguo jefe, etc) pero cuando los gustos de los clientes cambian y hay cualquier mínimo cambio no se saben adaptar. Mejor dicho, solo saben adaptarse reduciendo costes y a veces bajando la calidad. Por eso es tan importante aprender y luego seguir aprendiendo. Reciclarse. En hostelería me he quedado asombrado cuando he conocido lo fácil que es mantenerse al día, al menos en mi ciudad, donde puedes entrenarte en lo básico de la hostelería y cocina y luego pasar a aprender de los maestros en dirección de cocina. Si te gusta este sector echa un vistazo a la Escuela de cocina Alcazarén. Estoy colaborando con esta gente y se aprende mucho. Por supuesto en otros sectores tienes que buscar la formación adecuada para que se te puedan ocurrir nuevas ideas. En mi sector hay que especializarse pero después de haber encontrado un modelo de negocio rentable. Nosotros hemos encontrado un nicho en los sistemas de ecommerce que se programan para adaptarlos realmente al modelo de negocio del cliente y centrándonos en evolucionar los sitios web usando el sistema de validación de hipótesis que es la base de cualquier avance científico. Pero esto es para otro día

Si te gusta compartelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *