Compromiso y Liderazgo

Written by Santiago Coupeau. Posted in Artículos, buen lider

El Compromiso del Lider

Acabo de estar con una persona dedicada a Compras en una empresa multinacional. Me ha enseñado un par de ejemplos de algo muy sorprendente como es la falta de compromiso real de personas con su trabajo. Si luego te quejas de la escasa influencia que tienes en tu trabajo sobre los demás reflexiona sobre las causas de tu irrelevancia. Hoy hablaremos de una de esas causas.

El Liderazgo es compromiso. Si el otro día decíamos que el pegamento del liderazgo es la lealtad o fidelidad del líder a su equipo hoy podemos decir que los ladrillos que se pegan con  ese “cemento” son los compromisos que adquiere cada uno con el equipo. Sin buen cemento ni buenos ladrillos no se puede fabricar un muro resistente. Ese muro que aguante la adversidad y los largos días de travesía del desierto hacia el éxito profesional y personal.

Te comento dos ejemplos cotidianos y absolutamente reales para sacar alguna conclusión práctica sobre cómo el compromiso es el componente principal para que funcione un equipo y para ser un buen líder.

Supongo que no responder por desorden o pereza a un correo de un cliente potencial donde te piden que les hagas una oferta formal para comprarte algo es falta de compromiso. Uno de los ejemplos que he presenciado finalizaba de una forma chusca. Te lo resumo: te piden por email unos precios de lo que vendes, tú te dedicas a vender así que se supone que envías los precios e intentas contactar con el cliente potencial para cerrar un trato. Eso es la teoría. En la práctica el vendedor se olvida y no contesta al correo electrónico. Cuando esta persona encargada de Compras volvió a insistir al vendedor en que le enviara la lista de precios, este respondió, por email preguntando que qué es lo que quería como si no se lo hubiera pedido antes. Déjame ser irónico por un momento:  para qué vas a llamar  con lo cansado que es  eso de pedir disculpas a alguien interesado en lo que vendes.  El cliente potencial volvió a enviarle la petición que ya había hecho antes y preguntando qué había pasado con la información que ya había enviado. La respuesta del vendedor fue:  “Es que quería ganar tiempo y pensar qué responderte”.

Cuando huimos del compromiso nos hacemos pequeñitos, insustanciales. Personas sin palabra, sin hechos. Podemos pasar por la vida sin pena ni gloria. El compromiso construye desde dentro a la persona. Por eso es tan importante comprometerse con lo que de verdad importa.

Ejemplo de compromiso real. Un empresario chino del barrio tenía dos pequeñas tiendas que le iban muy bien hasta que otro empresario chino, más fuerte, abrió en una zona mejor un gran almacén. Las ventas comenzaron a caer así que el chino, lejos de lamentarse, vendió todo lo que tenía y abrió otro gran bazar chino en una zona todavía mejor que la de la competencia. Como había que abrir cuanto antes fue capaz de instalar en una noche, junto con sus colaboradores, todo un bazar de bastantes metros cuadrados de exposición incluyendo las cámaras de vigilancia. Necesitaba inaugurar el local cuanto antes y él y su gente no perdieron el tiempo.

Ayuda mucho a tu liderazgo dejar de buscar algo o alguien a quien echar la culpa cuando no tienes los resultados esperados. Cuando las cosas dependen de tí puedes aceptar la responsabilidad y actuar o buscar alguna excusa, o mejor, un culpable que nunca somos nosotros.

Te invito a que repases al final de cada mañana de trabajo cuántas veces has buscado una excusa o un culpable para no hacer bien tu trabajo.

Santiago C.

 

Tags:

Trackback from your site.

Dejar un Comentario