Cómo ser feliz

Así, sin más.  Es una cuestión muy sorprendente. Sólo los humanos se lo preguntan. Los perros y los gatos no se preguntan si son felices. Los robots del futuro tampoco se preguntan cómo ser felices.

Qué es ser feliz

La pregunta de cómo se consigue ser feliz contiene una velada afirmación: “No soy feliz” por eso me pregunto cómo conseguirlo. Si piensas un poco te saldrán preguntas como “¿Cómo aceptar lo que soy?” que ya está mucho más elaborada y que supone haber pensado más o menos así:

-“No soy feliz porque no tengo lo que quiero”

-“Las personas más felices que conozco no desean tener muchas cosas o dinero”

-“Puedo aceptar quien soy, con mis limitaciones”

Yo te voy a adelantar mis propias reflexiones y mi respuesta a esta pregunta:

  • Ser feliz no es estar en paz. La paz es una consecuencia de la lucha interior (ying y yang). La felicidad es un proceso, un viaje.
  • Yo, no sé tu caso, necesito para ser feliz tener un propósito en mi vida. Necesito una meta suficientemente ambiciosa y realista que merezca la pena
  • Soy feliz mientras percibo que me acerco a ese propósito de mi vida..
  • Soy feliz cuando percibo que voy por el buen camino. En ese viaje disfruto de las personas con las que vivo,  del color de las hojas en otoño, de la brisa suave, de esos raros momentos en que el sol me acaricia sin quemarme y no tengo frío.
  • Disfruto de los logros que voy consiguiendo. Ser feliz no es disfrutar. Es más. Ese camino de la felicidad para mí es el de una profunda transformación interior para llegar a ser mi ideal de persona.
  • Saco energía de las personas buenas con las que me relaciono, a pesar de estar rezongando todo el día que quiero la soledad.
  • Poco a poco noto una llamada interior que me dice que no me encandile demasiado, que no me enganche a las personas que quiero. Algo interior me dice que aprenda a dar sin esperar nada a cambio. Tu pareja acabará dando muestras de ser un ser humano limitado, tus amigos te acabarán decepcionando porque son seres humanos limitados como tú, tu familia es tu gozo y también tu corona …¿de espinas?
  • siempre me he reido (disimuladamente) de la gente que dice que lo importante es ser, no tener. Me parece algo obvio. Para ser feliz tienes que ser. Ser “alguien”. Vamos, que le importes a alguien por quien eres.
  • Termino con mi gran descubrimiento sobre esta pregunta. Necesitas a los demás para ser feliz. Empiezas necesitando a alguien que te mire apreciando lo que eres. Más tarde necesitas a alguien que te valore, con todos los detalles, las sombras y los colores. La lucha desesperada de los que buscamos ganar más dinero, más  medios para hacer las cosas que queremos persigue que nos miren así, con respeto y si puede ser con admiración profunda.
  • Luego descubres que no solo quieres admiración, quieres que te quieran. En realidad necesitas saber que alguien te quiere de verdad y quieres merecer ese amor.

¿Cómo ser feliz. Por dónde empiezo?

Por el final. Empieza por el final, por el fin o propósito de tu vida. Te digo mi propósito de vida: Brillar un instante, reflejando lo mejor que pueda la luz del Sol, para dar luz y calor a los que me acompañan en la vida.

De este “final” se desprenden algunos principios:

1.- Hay Alguien que me mira con un amor infinito. Incondicional. Inconmensurable, Increible, Inimaginable, Inaudito. Me encantaría experimentarlo, notarlo, creerlo porque ahí está mi secreto para ser feliz.

2.- Lo de “brillar un instante” lo he sacado de contemplar las estrellas de la noche. Cuando las mires recuerda que algunas han enviado su luz desde tan lejos que ya no existen, han desaparecido hace miles de años pero su luz sigue viajando. Si una estrella vive miles de millones de años y luego solo queda su luz viajando por el universo entonces mi vida es un instante. Hay muy poco tiempo para amar, para cumplir tu propósito

3.- Si alguien te adora, te quiere tanto que no le importa cómo eres es muy fácil que tú aceptes tus limitaciones. Pero si no tienes un motivo para aceptar tus limitaciones no las vas a soportar. Te lo resumo: somos dioses pero no somos Dios.

Receta para ser feliz

1.- Ten un propósito para tu vida. Responde a esta pregunta: ¿Para qué estás aquí en este planeta durante un instante cósmico?

2.- Experimenta lo que es ser querido por ser como eres. Responde a esta pregunta: ¿Quién me quiere como soy?. (siempre hay alguien que te quiere como eres, no seas cobarde). Déjate querer.

3.- Aprende a querer así a los demás: tal como son. Si tienes pareja ya puedes empezar a practicar.

3.- La riqueza es la ausencia de defectos. Por eso somos todos pobres y adorables. Busca esa riqueza.

Papá, in memoriam, sé que me ves

Si te ha gustado, comparte

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *